¡Hola gente!

La astrología tradicional describe nuestro carácter y destino como algo correlacionado con las posiciones planetarias y aborda nuestra personalidad de una manera meramente superficial.  Por el contrario, la astrología humanística se adentra en el interior de la psique, y establece las relaciones entre las configuraciones astrológicas y las necesidades básicas de la persona, sus etapas de desarrollo, las funciones psicológicas, las estructuras cognitivas, los diálogos internos, los conflictos, los complejos inconscientes, los mecanismos de defensa, y los trastornos de la personalidad.

En esencia, la astrología humanística es una reformulación de la astrología en términos de realidades  psicológicas. Tal vez el atributo definitorio del enfoque humanístico es el propósito de integración de la carta natal en nuestra vida cotidiana con el fin de desarrollar nuestro potencial para el crecimiento y el cambio.

 

Qué hace un astrólogo?

Cuanto más tiempo vivo la astrología – casi 40 años en este punto de mi vida, más me doy cuenta de que nuestras preguntas más acuciantes son siempre acerca de nosotros mismos. “¿Quién soy yo?” nos preguntamos. “¿Qué es lo que me interesa de verdad en la vida, qué me apasiona?” La mayor parte de las personas a las que he tratado a través de la astrología me hacen preguntas del tipo “¿Qué clase de pareja me conviene?”, “¿Por qué estoy descontento con mi trabajo?” o “La persona con la que salgo es Virgo; ¿seremos felices juntos?”. Queremos saber si alguna vez encontraremos nuestra media naranja y cuando va a acabar un período de tristeza y temor o cuando nos liberaremos de la pesada carga de nuestros problemas. Me preguntan sobre su camino en la vida y cómo encontrarle un sentido y un sentimiento de satisfacción.

La razón de ser de la astrología (y de los astrólogos) es ayudarte a responder a estas preguntas por ti mismo.

 

Qué es astrología?

La astrología no es una colección de recetas de cocina sobre nuestro carácter o nuestro destino. La astrología es el arte del autodescubrimiento a través de la revelación cotidiana de la relación de sincronía que existe entre cada uno de nosotros y el Universo, el acercamiento a los arquetipos que viven en nosotros y que, como actores de un drama, se enfrentan, aman, unen y separan. La astrología es la promesa de llegar a una verdadera comprensión de sí mismo y de la relación que existe entre lo que somos y lo que nos sucede. En otras palabras, la astrología nos permite reconciliarnos con nosotros mismos y ser autores de nuestro proprio destino.

Mucha gente me hace estas preguntas esperando encontrar respuestas concretas. Desafortunadamente, la utilización de la astrología como espectáculo, ha difundido una imagen chabacana y superficial de la práctica astrológica. Mucha gente se sorprende al descubrir que un astrólogo es una persona “normal”. No poseemos capacidades adivinatorias, ni podemos escudriñar los oscuros secretos de tu pasado. Tampoco tenemos una receta mágica para decirte cómo eres, ni si te conviene tal o cual persona, si debes de cambiar de trabajo (o si vas a obtener uno si no lo tienes). Entonces, ¿qué es la astrología?, ¿para qué sirve? ¿Cómo puede ayudarme?